martes, 13 de junio de 2017

"ESTABAMOS LIQUIDADOS, PERO AHORA SEGUIMOS CON VIDA", AFIRMO ARIAS NAVARRO

A Cambaceres le devolvieron la sonrisa y la ilusión de conservar la categoría. Después del éxito sobre Berazategui (3-1) y de la derrota de Argentino de Merlo (0-1), en manos de Defensores Unidos, el equipo de Ensenada empezó a respirar más aliviado sabiendo que la diferencia en la tabla de los promedio se redujo a un solo punto, cuando todavía quedan nueve en juego.
“Estábamos liquidados, pero ahora que la brecha es de un punto, seguimos con vida. Y vamos a darle pelea hasta el final. Sabemos que no será fácil, porque además de ganar, dependemos de otros resultados”, explicó Juan Arias Navarro, arquero y uno de los referentes del Rojo de Ensenada.
Y agregó: “Es la primera vez, en mucho tiempo, que la diferencia es mínima. Ahora, más que nunca, debemos ganar nuestros partidos y esperar que nos den una mano, como sucedió el domingo pasado. Cambaceres trabaja todos los días para no regalar absolutamente nada. Se nos escaparon varios
partidos increíbles, quizás, por llevar sobre nuestras espaldas esa pesada mochila del descenso. No es fácil salir a la cancha, jugar ante el rival y pensar al mismo tiempo que debemos sumar porque el descenso nos apremia. Con los últimos resultados, se logró algo de tranquilidad, pero la lucha no terminó. Debemos quemar los últimos cartuchos para dejar a Cambaceres en Primera C”.
Juan Ignacio Arias Navarro, uno de los más experimentados del plantel de Cambaceres, habló además de “jugar con presión”.
“Llevar consigo esa pesada mochila no nos ha permitido jugar con tranquilidad. No es sencillo salir a jugar sabiendo que el descenso está permanentemente a tu lado. Pero ahora, estamos convencidos de que se puede. Insisto, estamos un poco más aliviados, pero todavía no conseguimos nada. Queda mucho por recorrer y hay que seguir así, mordiendo en cada cancha. El equipo tiene que estar tranquilo. Depende de nosotros”.

FUENTE: Diario El Día

No hay comentarios.: