lunes, 27 de febrero de 2017

EN CUATRO MESES SE JUGARA EL DESTINO DEPORTIVO

Se vienen meses importantes en la vida deportiva de Defensores de Cambaceres. Está a pocos días de reanudar un campeonato donde no tiene demasiado margen de error y en el que deberá sumar muchas unidades. Si bien el cuerpo técnico le remarca constantemente a sus jugadores que la idea es clasificar al reducido, no podemos soslayar que a 19 fechas del cierre del torneo, el Rojo está último en el promedio, a dos unidades de Midland y a tres de Argentino de Merlo. Es indudable que una cosa puede llevar a la otra. Si Camba hace una buena campaña y suma una cosecha interesante de unidades, alejará el fantasma tan temido y se acercará hacia el otro objetivo.
¿Cómo está Camba para encarar este desafío? Difícil precisarlo con exactitud.  Si tenemos en cuenta el tramo final del año pasado, el Rojo se hizo muy fuerte como local y perdió unidades como visitante. Es evidente que deberá sostener lo que concretó en su cancha y mejorar la cosecha cuando sale fuera de ella.

Desde lo que representa el armado del plantel, se quedó sin los jugadores que habían llegado a préstamo de Gimnasia. Sentirá, especialmente, a Pocholo, el que mejor había rendido. También se fueron Delgado, Mendoza y el arquero Insfran. Pero a este último lo reemplazó con un golero de jerarquía y referente dentro de la institución. La vuelta de Arias Navarro es un salto de calidad para el plantel.  El otro cupo fue ocupado por Mariano Romero, un volante ofensivo, que es toda una apuesta del DT Sergio Recchiuti.
El DT se encontró con otro problema sobre el cierre de la pretemporada: inesperadamente se alejó uno de los defensores titulares, Maximiliano Tosi, rumbo a Brasil.  Y allí deberá apelar a las variantes que tiene a mano. De entrada, Maraia y Andrés López serán los defensores centrales titulares. No tendrá a Brian Martínez, suspendido para las tres primeras fechas.
El  producto de la casa estará asegurado en la mitad de la cancha. En la función del doble cinco, estarán dos chicos surgidos de las inferiores: Lucas Villar mantendrá su posición en el círculo central y Brian Asteazarán será quién arrancará como titular, tras la salida de algunos jugadores en ese puesto. Los otros nombres ya son más conocidos y con más continuidad en el primer equipo.
A simple vista, asoma un equipo base y sin mucho recambio de experiencia. Nombres más, nombre menos, es la base que jugó los amistosos de pretemporada.
Orden, intenciones de ser protagonista, buscar el juego por abajo, son el sello distintivo de un plantel que se movió dentro del esquema 4-4-2, con algunas variantes según  la ocasión. Todo fue prueba y ensayo hasta el momento. Pero ya se terminó. Ahora empieza la hora de la verdad, sabiendo que habrá cosas muy importantes en juego.  Este plantel y cuerpo técnico se jugarán en los próximos cuatro meses, ni más ni menos, que el destino deportivo de la institución de cara al futuro. Confiamos y esperamos que estarán a la altura de la circunstancia.


No hay comentarios.: